VPNs y mas!!

martes, 5 de abril de 2016

Chiste: El sacerdote y la vodka

: «Un sacerdote estaba tan nervioso en su 1er. sermón que casi no consiguió
hablar.
Para el 2do. Domingo le preguntó al Señor Arzobispo cómo podía relajarse y
éste le sugirió: "Padre Juan: La próxima vez, coloque unas gotitas de VODKA
en el Agua Bendita y verá usted que va a estar más relajado". El domingo
siguiente el sacerdote aplicó la sugerencia y en efecto, se sintió muy
bien. Luego del sermón, regresó a la Sacristía pero encontró una nota que
decía:
"Querido Padre Juan: La próxima vez, coloque unas gotas de vodka en el agua
y no unas gotas de agua en el vodka. Igualmente me permito hacerle algunas
observaciones para que no se repita lo de hoy:
-No hay necesidad de ponerle rodajas de limón ni sal en el borde al cáliz.
-La caseta del lado del altar es el confesionario, no el baño.
-Evite apoyarse en la imagen de la Virgen y mucho menos abrazarla.
-Existen 10 mandamientos y no 20.
-Los apóstoles eran 12 y no 7 y ninguno era enanito.
-No nos referimos a Judas como 'Ese Sapo', Ni 'Coño e' su madre' ni tampoco
h'puta'
-María Magdalena era una prostituta redimida, no 'una puta redomada'
-La carta de San Pablo es a los Hebréos, no a 'los ebrios' y la 2da. Carta
fue a los Romanos, no a Ramones
-Bin Laden no tuvo nada que ver con la muerte de Jesús.
-El agua bendita es para bendecir y no para refrescarse la nuca.
-En el ofertorio los fieles entregan el diezmo voluntario, no tiene que
decirles: 'Gracias, su propina es mi sueldo'.
-El padre nuestro se debe rezar alzando las manos al cielo, no haciendo 'La
Ola'.
-La iniciativa de animar al público para cantar y bailar fue buena, pero
hacer el trencito por la iglesia, NO!
-Y por último, y lo más importante, aquél sentado en el rincón, al cual se
refería como 'Maricón travesti con gorrito puntiagudo', ERA YO!
Atte: El Arzobispo..»

Enviado con Aquamail para Android
http://www.aqua-mail.com

sábado, 26 de marzo de 2016

Chiste de Semana Santa.

LLega el esposo de la misa y se dirige a su esposa con una sonrisa, la
abraza, la carga y baila con ella en el aire.
Ella, en extremo llena de felicidad, le pregunta:
"¿Cúal fue el sermón del cura hoy?
¿Acaso dijo que los esposos deberían ser más cariñosos con sus esposas?"
Y él le contestó:
¡No, coño!
¡Dijo que debemos cargar nuestra cruz con júbilo y alegría!"


Enviado con Aquamail para Android
http://www.aqua-mail.com